Actividades para desarrollar en familia y para catequistas

Novedades

Vívelo en familia

Actividades para realizar en casa - la Iglesia Doméstica- como ayuda a que los padres de familia vivan la experiencia de recibir la Buena Nueva junto con sus hijos.

Resonancia del mensaje

Muchos dibujos espontáneos y muchas conversaciones recogidas de los labios de los niños demuestran cómo en ellos penetra la esencia del mensaje.

Para catequistas

Temas para reflexionar en casa para que las catequistas sepamos preparar las condiciones necesarias para que la vida religiosa de los niños se desarrolle.

Encuentros de Oración

Lo que el catequista necesita para ayudar a los niños en su relación con Dios en los Encuentros de Oración a Distancia durante la contingencia sanitaria.

La CBP desarrolla la espiritualidad en los niños
de 3 a 12 años de edad

Teniendo como fuentes la Biblia y la Liturgia, se fundamenta en los principios de la visión del desarrollo del ser humano de María Montessori, despertando en los niños la oportunidad de conocer a Jesús el Buen Pastor en un ambiente preparado llamado Atrio.
Presencia en 35
Ciudades de México
  • Sesiones semanales
  • Meditación de textos bíblicos
  • Iniciación cristiana
  • Desarrollo espiritual

Una experiencia real que el niño vive

Entre Dios y el niño hay una real y misteriosa unión

Dios y el niño son dos riquezas de amor que se atraen.
La catequesis del Buen Pastor se inicia en 1954 por el impulso de la alegría de los niños, satisfaciendo la exigencia vital más esencial: el amor. Así nace la “Associazione Maria Montessori per la Formazione Religiosa del Bambino” en Roma, Italia, fundada por Sofía Cavalletti y Gianna Gobbi, aprobada y apoyada por el Vicariato de Roma.
Respetamos y nutrimos las características y necesidades

espirituales únicas de cada niño

Nuestras fuentes: Biblia y Liturgia

Las palabras de María Montessori de la solicitud silenciosa del niño ayúdame a hacerlo por mí mismo se parafrasean en la catequesis como ayúdame a acercarme a Dios por mí mismo.

La alianza es el centro del mensaje cristiano. Dios da el primer paso y nos llama a cada uno de nosotros, incluyendo a los niños, para que tengamos vida en abundancia y gozo en la vida en comunidad.
El niño descubre un lenguaje concreto de oración para expresar su relación de alianza con Dios

En lo más íntimo del ser humano, de una manera especial en lo más profundo del niño, existe una verdadera hambre de amor, que en el fondo es anhelo vital de Dios. Este anhelo se encuentra en el niño en su estado más original, más puro. Sofía Cavalletti observa que el anhelo de amar y ser amado, es un anhelo religioso que cuando se encauza a través de la pedagogía de la revelación del amor de Dios, conduce al niño a admirables experiencias de contemplación, oración y comunión con el Señor.

El cristianismo tiene un patrimonio de verdades y valores que se transmiten a través de la Palabra, donde el catequista debe anunciar a Dios que revela su amor por medio de Cristo, tiene que dar el Kerigma, el anuncio, fundado sobre los acontecimientos del Dios que se manifiesta y se comunica en la historia. El cristiano nace y crece en la comunidad de los creyentes, que se abren juntos a la escucha de Dios, que habla a sus criaturas.

“Si queremos ayudar al niño a estar más cerca de Dios, debemos con paciencia y cariño tratar de llegar al núcleo vital de las cosas. Esto requiere estudio y oración.

El niño puede ser nuestro maestro si sabemos cómo observarlo."

Sofía Cavalletti

Sigue nuestras actualizaciones semanales: